top of page

Muere sujeto criador de perros en Los Ángeles, fue devorado por sus propios perros Pitbull



El dueño de un criadero de perros Pitbull en la ciudad de Compton, Los Ángeles, murió dentro de la jaula de sus perros, atacado y devorado por los mismos, de acuerdo con la información de las autoridades locales, quienes tuvieron que intervenir en el rescate del cuerpo, así como de otras personas.


Fue a través del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles como los medios locales pudieron constatar que había un cuerpo abandonado y presuntamente muerto dentro de una casa ubicada en Thorson Avenue, al sur de la avenida Rosecrans. Fue un amigo de la víctima quien lo descubrió cuando intentaba visitarlo.



Muere sujeto mordido por sus propios perros Pitbull, mismos que criaba para vender

Los datos preliminares de la Oficina de homicidios local, indica que probablemente hubo una pelea entre los perros cuando intentaban darles comida, pero pronto se tornó violenta y se fueron en contra del dueño, criador y entrenador, matándolo minutos más tarde, lo que ocurrió el jueves 15 de febrero a las 20:00 horas aproximadamente.


Al conocer la noticia, noticiarios de la zona se trasladaron de manera inmediata, y el canal SKY5 utilizó su helicóptero para ver el momento del rescate. Se puede ver que se trata de un patio grande, hay varias jaulas con platos y casas para los animales, quienes estaban afuera, solamente deambulando.



Los Pitbull podrían ser sacrificados

La Institución Animal Care & Control fue la responsable de hacer el rescate de todos los perros, quienes fueron trasladados hasta instalaciones seguras, pues están en un estatus de incautados. Durante los siguientes días, harán los exámenes necesarios para saber lo que ocurrió con el objetivo de garantizar seguridad y bienestar de los animales, pero también de la comunidad.


Se desconoce hasta el momento si estos perros podrían volver a las calles como parte de un programa de adopción, donde los locatarios puedan llevarlos a sus casas para cuidar de ellos, pues determinarán si alguno deba ser sacrificado. En Compton no existe ninguna ley que prohiba tener estos perros sin castrar ni esterilizar.


Medios locales informaron más tarde que se trata de un hombre de 35 años, pero no se dio su identidad. Reportaron que en la casa había un total de 13 perros, cinco de ellos adultos, y todos los demás apenas unos cachorros. Aunque no se determina aún que se trate de perros de crianza, todas las pruebas apuntan a que no eran mascotas, más bien el hombre habría estado involucrado en su venta.



Comentários


Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page