top of page

DeSantis prepara golpe contra los migrantes: gravará remesas y negará asilo político



Comenzó la carrera presidencial en Estados Unidos, los precandidatos luchan por ser los escogidos por sus partidos, en el caso de los Republicanos apuestan a algo que creen seguro, el extremismo contra los migrantes. Buscando emular al expresidente Donald Trump, su más cercano competidor, Ron DeSantis, actual gobernador de Florida, ha mostrado sus políticas anti inmigrante y en sus mítines exhibe sus planes en caso de llegar a la Casa Blanca.


Fue justo en un evento en uno de los lugares que más cruces ilegales registra, Eagle Pass, Texas, donde detalló su plan contra los migrantes, en caso de llegar a la presidencia. Si bien muchas de las medidas que contemplan están inspiradas en la política de Donald Trump, en su discurso arremetió contra el exmandatario, aunque sin mencionar su nombre, sus reiteradas referencias al muro fronterizo inconcluso fueron una crítica dedicada al exmandatario.


Además destacó que hubo más inmigrantes deportados en los primeros cuatro años del gobierno de Barack Obama que durante la presidencia de Trump. En otra referencia contra el magnate, lanzó mercancía con las palabras “Construir el muro. Sin excusas”.



Medidas contra los migrantes propuestas por DeSantis

Aunque los especialistas consideran que no es factible que Ron DeSantis llevará a cabo las políticas que promueve en sus actos de precampaña, sus dichos han sido atemorizantes para aquellos que llegaron a Estados Unidos de manera ilegal. Una de sus propuestas es gravar las remesas, lo que implicaría un fuerte golpe a la economía de los países de origen que las reciben.


Al igual que Trump, DeSantis se comprometió a poner fin a la práctica consagrada en la Constitución que otorga la ciudadanía a todos los bebés nacidos en suelo estadounidense. Aseguró que negará la solicitud de asilo político a quienes crucen a su país de manera ilegal.


De igual manera, DeSantis promete poner fin a la política que actualmente permite dejar libres en el país a inmigrantes que entraron de manera ilegal hasta sus citas con los tribunales. Esto se debe a que las autoridades federales de inmigración sólo tienen dinero para 30,000 camas, lo que hace imposible detener a todos los que son arrestados.


DeSantis también quiere reinstaurar la política de Permanecer en México para hacer que los solicitantes de asilo esperen en México las audiencias en el tribunal de inmigración de Estados Unidos. Dicho plan necesitaría la aprobación de México.


Promete además utilizar la fuerza militar contra los cárteles de la droga si es necesario. Dice que "se reservaría el derecho de operar a través de la frontera para proteger nuestro territorio de las actividades de los cárteles mexicanos”, según el plan, que también estipula que la Marina y la Guardia Costera de Estados Unidos bloqueen la entrada de precursores químicos en los puertos mexicanos si “el gobierno mexicano no detiene la fabricación de drogas de los cárteles”.



Respuesta de Donald Trump

Trump aparentemente vio el mensaje de su rival republicano por televisión, describiendo los comentarios de DeSantis como “muy aburridos.”


“El discurso de DeSanto fue sólo un refrito de todas las cosas que hice para tener 'la frontera más segura y fuerte en la historia de Estados Unidos’”, escribió Trump en redes sociales.


Trump hizo hincapié en la inmigración al pronunciar el discurso principal ante cientos de entusiastas conservadores religiosos en la conferencia de la Coalición Fe y Libertad celebrada en Washington el fin de semana. Prometió llevar a cabo “la mayor operación nacional de deportación en la frontera” y presumió haber completado más de 480 kilómetros de muro a lo largo de la frontera sur durante su gobierno, y prometió construir más en caso de ganar otro mandato.


Las políticas de Trump lograron restringir la inmigración, pero el número de personas que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México siguió aumentando durante su mandato antes de descender durante la pandemia de COVID-19.


Y sus políticas provocaron atascos en el sistema de inmigración. Tan sólo los casos pendientes en los tribunales de inmigración pasaron de unos 500,000 en junio de 2016 a 1.3 millones a finales de 2020. También hubo grandes problemas de derechos humanos, en particular con el programa “Permanecer en México” y la separación de los niños de sus familias en la frontera.



Kommentare


Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page